Usando Fruit Ninja para trabajar los números de dos cifras.


Buscando juegos para nuestro proyecto de la fruta encontramos Fruit Ninja, un divertido juego de atención y velocidad de reacción en el que hay que cortar todo tipo de fruta con el dedo evitando las bombas.


Para darle una utilidad educativa (o curricular) final de cada partida cada alumno debía identificar la puntuación que consiguió, apuntarla en un papel y compararla con la puntuación del compi que jugó antes.



Empleando este vídeojuego conseguimos que los alumnos tengan interés por conocer el número de dos cifras que han conseguido y que utilicen estrategias de comparación para determinar si es más alto, igual o más bajo que el anterior, trabajando así también los cuantificadores.

Comentarios